RETO ANUAL #CEROCOMPRAS2018

Hace unos días me di cuenta que mi vida necesitaba cambios, estaba pasando por una crisis humana, ni sé de qué tipo. Lo único que quería era cambios, cambios, cambios, no más rutinas, altercados emocionales, ni obligaciones, solamente cambios. ¿Alguna vez te has sentido así? Me estaba enloqueciendo con carga laboral, finanzas, estrés, contenido atrasado, necesidad de viajar, descansar… no basta huir o dejarlo todo, ni siquiera me bastaba mi bigotón que me ama y soporta todos los días de la vida, estaba realmente agotada física y emocionalmente.

Creo fielmente en las leyes del universo y esta vez conspiró, me desconecté de redes sociales como Whatsapp, Facebook y Twitter, la ironía de todo fue que acababa de lanzar el blog, y lo que menos necesitaba era alejarme de las redes sociales, esto me llevó a leer artículos acerca de minimalismo, una corriente artística y ahora un estilo de vida que busca vivir con lo mínimo que para ti sea importante, vivir con lo que te hace feliz y realmente necesitas, esto involucra relaciones, compromisos, trabajos y cosas materiales. Cantidad de retos inimaginables, sorprendentes e impactantes: Una familia que no compró NADA durante 1 año entero, fashionistas que no compran ropa y tienen armarios de 33 prendas por estación, 60 únicas posesiones totales, viajar con tu vida en una mochila y decidí empezar por algo.

 

 

Soy una persona que disfruta bastante comprar, para mí, para mis amigos, mi familia, mi pareja y lo peor, soy una madre compradora compulsiva perruna, un closet entero a Gasper con cada cambio de clima y los juguetes más innecesarios, pues ama el mismo cerdito viejo y roto de años atrás (Otro ejemplo a seguir).

 

 

Con mucho orgullo, les presento el reto anual de Viajes y Canes, lo encontré en un momento adecuado, como saben, nuestro objetivo es recorrer el mundo junto y aunque veíamos el sueño lejano, utilizaremos esta herramienta para lograrlo.

 

Reto: #CeroCompras2018

Autor: Viajes y Canes

Fecha de inicio: 05 de Marzo de 2018.

Fecha de terminación: 04 de Marzo de 2019.

 

¿De qué se trata el reto? Muy simple. Limitar mis compras para reducir un poco el consumismo, minimizar nuestro impacto al planeta, comprar conscientemente, valorar los pequeños detalles y dejar de invertir dinero en basura o cosas que lastiman personas o animales con su fabricación  La idea es por supuesto, también estabilizar un poco la finanzas y con el dinero ahorrado emprender nuestro gran viaje.

Únicas compras válidas:

Alimentos humanos o para Gasper y elementos de aseo.

Elementos prohibidos, que se hayan averiado totalmente y no tengan un reemplazo posible.

Prohibido: Ropa y accesorios: Para Gasper o yo, créanme tengo una obsesión con comprarle cosas a Gasper, desde ropa, juguetes, snacks hasta cualquier cosa inútil que me pareció linda. Efecto de esto que ya tiene dos cajones de mi cama a reventar con cosas suyas.
Maquillaje: Todos los tipos + cremas y perfumes. Solamente podré adquirirlos cuando se terminen totalmente los que estoy usando ahora, uno que sale, uno que ingresa, verificando que no testeen en animales, ni exploten humanos.

 

 

Tecnología: Dice mi mejor amiga que compro muchos celulares, y no es que compre muchos, solo que o los pierdo, o me roban y al reemplazarlos no me duran, compro uno económico y luego no me gusta lo que compré y quiero otro; ando deseando una cámara polaroid y sí pudiera comprarme una cámara para vigilar a Gasper cuando no estoy lo haría, pero nada de eso realmente lo necesito, son caprichos.
Libros: lo que más se me dificulto y aun escribiendo me resisto, deseo una biblioteca como la de La Bella y La bestia,  por lo mismo he recibido numerosos libros de regalo y ni siquiera los he leído. En este ítem hay dos excepciones: Filbo 2018 en Bogotá (Máximo 3 libros durante la feria) y Regalos. Para los dos casos, cada vez que reciba o compre un nuevo libro, donaré o regalaré uno de los que tengo en casa.
Decoración y artículos de casa: Me independicé hace 6 meses, lo que genera que quiera comprar artículos para el apartamento, utilizaré la alternativa de DIY por este año.

Casos especiales: Con vida de soltera, trabajo, blog, Gasper y ocasionalmente hogar de paso siempre sucumbo ante mis deseos alimenticios o de movilidad. Para las 3 aplicaciones impuse un límite de 2 veces por mes (Rappi y domicilios incluidos en una sola).
Regalos: Como me encanta dar obsequios, este será un año en el que regalaré experiencias en vez de cosas materiales.
Salidas: Vetadas las que no me aporten absolutamente nada o compromisos a los que quiero decir no y digo sí por obligación. La vida debería ser divertida, no llena de obligaciones.

He firmado un contrato y parte del blog les contaré un poco como voy con el reto y el efecto que tenga en nuestra economía familiar y salud mental…además del closet de Gasper. Ahora tú, ¿Te unes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: