enero 14, 2018

Quienes somos

Para que puedas darte una idea de lo que aquí encontrarás, un poco de historia.

En este equipo somos dos y nadie más: Gasper y María.

Gasper, mi primer perro de la vida a mis 20 años, un bigotón Colombo alemán (Schnauzer), particular, juguetón, glotón y consentido (Muy, dirían las malas lenguas)

María, Bogotana, profesional en turismo, guía de turismo, amante de los viajes, habladora por los codos, soñadora y escritora amateur.

Nuestros caminos se unieron después de perder el miedo perpetuo a los perros, conocerlos de cerca y el capricho de tener uno, la búsqueda insaciable y otra historia que luego les contaré.

Gasper llegó a la vida de mi familia y nos cambió la vida, textualmente. Resultó el bebé mimado de la casa, todos empezamos a ver por sus ojos y desde entonces nos encanta que nos acompañe a todo, mi papa se lo lleva a trabajar, mi mamá se lo lleva misa, mi abuelita sufre por darle un bocado y yo decidí llevarlo de viaje.

Procedo de una familia viajera, así que pasar tiempo fuera de la ciudad más que una ocasión siempre ha sido una obligación, cuando apareció Gasper en nuestras vidas, inicialmente se quedaba con amigos muy cercanos mientras nosotros viajábamos. Sin embargo, no dejaba de ser incómoda la palabra NO, a ingresar con él a muchos lugares, pase por una etapa conflictiva y de negación en la que no concebía la discriminación hacia las familias con mascotas en el sector hotelero.

Da la casualidad que en mi camino estudiantil me encontré con personas con ideales parecidos, así que brotaron bastantes ideas y proyectos relacionados con romper este paradigma, finalmente fruto de una tesis académica con mucha historia, decidí hacer un proyecto involucrando perros y turismo, me había obsesionado con transformar Colombia en un destino #DogFriendly, al ser un tema académico recuerdo que me dijeron ¿te quieres graduar de tu profesión O te quieres quedar haciendo un proyecto para toda la vida?.

En ese momento la respuesta fue certera, sólo quería graduarme, aunque me parecía absurdo no poder viajar con mi perro, con el proyecto en marcha descubrí cosas inimaginables, países enteramente amigables con las mascotas, pioneros viajeros con su perro, playas incluyentes. El contexto internacional maravilloso, Colombia años luz de retraso.

Entendí finalmente que el tan odiado NO SE ADMITEN MASCOTAS, normalmente se origina en normas del sector o  casos particulares de experiencias con dueños irresponsables y hasta el mismo abandono que por lo menos en nuestro país es tan usual. Paralelamente viví de cerca casos de maltrato y encontré personas luchadoras y comprometidas con los animales así que también quise que no solo mi perro (el que lo tiene todo en casa sea feliz), sino también dar un trocito de buena vida a las huellitas que no lo han encontrado.  

Cuando decidí viajar con él quería que fuera él el que lo decidiera y no hablo de razones sobrenaturales o un raciocinio especial, simplemente deseaba que el también lo disfrutara,así que empecé a llevarlo a caminatas, investigamos lugares amigables con los perros, seguimos buscando viajeros como nosotros y al viajar ya no se quedaba en casa, iba con nosotros, me di cuenta que estábamos sintonizados el disfruta viajar tanto como yo, nacimos para estar juntos, viajar y cambiar el mundo, eso es lo que somos y eso es lo que queremos.

Así que la respuesta a quiénes somos es:  Gasper y yo somos un equipo, mi compañero de vida y de viaje, un hijo,  hermano que nunca tuve (ante todos los comentarios que quieran), es simplemente el bigotón que cambio mi vida.